Es bastante irónico que uno de los inventos de la humanidad más importantes, aquel que nos cambió la forma de vivir, es tremendamente frágil y se puede estropear con un poco de agua.

El agua es muy buena infiltrándose en pequeños espacios, por lo que no le resulta muy complicado llegar a los circuitos que se ocultan tras las carcasas de nuestros ordenadores. El H2O no es una sustancia conductora, pero el agua que hay en nuestro entorno no es agua pura si no que contiene minerales que la convierten en un perfecto conductor de la electricidad.

Si se te moja un dispositivo, no lo has perdido todo, aún queda un rayo de esperanza.  Advertimos de que las siguientes técnicas no funcionan en todos los casos. Si se te moja un dispositivo lo primero que tienes que hacer es apagarlo, sin pensarlo ni comprobar nada, lo apagamos. Si tenemos el dispositivo enchufado a la pared debemos desenchufarlo y si este posee una batería, también tendremos que quitársela lo antes posible, siempre que se pueda.

Una vez lo hayas apagado todo y quitando todas las fuentes de energía que puedas o tenga, lo ideal sería abrirlo y aislar lo máximo posible la zona mojada del resto de componentes. También deberemos comprobar que no haya conectado ningún dispositivo de almacenamiento, ya sean HDD, SSD, memoria flash o USB.

Si cuentas con SSD también sería recomendable que abrieses su carcasa y comprobar si está mojado por dentro, si es así, aplica los siguientes pasos también al SSD.

Una vez hayas conseguido separar los componentes mojados del resto del sistema ponlos a secar, según lo mojado que estén puedes ponerlos colgando para que expulsen mejor el agua.

No apliques calor ni aire

Debes evitar aplicar aire a tu dispositivo ya que este puede hacer que el agua entre más aun en los componentes, haciendo mucho más difícil eliminar el agua y produciendo corrosión. Si aplicas calor, puedes hacer que se estropeen ciertos componentes o que creen cortocircuitos si el calor es demasiado elevado.

La controversia: ¿lo metemos en arroz?

Yo he tenido móviles o mp3 que se han mojado y al haberlos introducido rápido en arroz he conseguido hacer que su vida se salve, aunque también he tenido otros en los que este método no ha conseguido nada.

Sin embargo, este método no puedes aplicárselo a todos los componentes que se te mojen, por ejemplo, si metes una placa base en arroz puedes hacer que esta se contamine en la zona dónde hay más agua.

Ir a un profesional

Si tienes datos muy importantes en tu dispositivo, puede que te salga mejor acudir lo antes posible a un profesional que te ayude a extraer los datos antes de aplicar cualquier método y asegurarte de haber recuperado lo que necesitas.

Antes de volver a encender el ordenador

Antes de volver a encender el dispositivo asegúrate de que esté lo más seco y limpio posible. Ya que muchas veces has conseguido apagar a tiempo tu ordenador y el agua no ha conseguido hacer cortocircuito en ningún componente.

Te recomendamos que esperes al menos 24 horas para volver a encender el dispositivo, es fundamental que tengas paciencia y esperes el máximo tiempo posible para volverlo a encender. Según la cantidad de agua que haya caído sobre el componente puede tardar hasta una semana, o más, en secar. Cuando creas (o veas) que se ha secado el sistema, es el momento de encenderlo de nuevo.

El momento de la verdad

Si pulsas el botón de encendido y todo va con normalidad, te instamos a que corras y guardes toda la información importante que tengas en él ya que este puede dejar de funcionar en el momento que menos te lo esperes. Nunca se sabe que ha podido pasar… si aún quedaba una gota de agua, aunque, quién sabe, a lo mejor no ha sido así y vuelve a funcionar como antes.

Leave a Comment